28.3.07

1984 (George Orwell) Fragmento...

Con frecuencia se entregaban ambos a ensueños de fuga. Se imaginaban que tendrían una suerte magnífico por tiempo indefinido y que podrían continuar llevando aquella vida clandestina durante toda su vida natural. O bien Katharinemoriría, lo cual les permitiría a Winston y Julia, mediantes sutiles maniobras, llegar a casarse. O se suicidarían juntos. O desaparecerían, disfrazándose de tal modo que nadie los reconocería, aprendiendo a hablar con acento proletario, logrando trabajo en una fábrica y viviendo siempre, sin ser descubiertos, en una callejuela como aquélla. Los dos sabían que todo esto eran tonterías. En realidad no había escapatoria. E incluso el único plan posible, el suicidio, no estaban dispuestos a llevarlo a efecto. Dejar pasar los días y las semanas, devanando un presente sin futuro, era lo instintivo, lo mismo que nuestros pulmones ejecutan el movimiento respiratorio siguiente mientras tienen aire disponible.

1 comentario:

• ☼§►fairly↔witch◄§☼ • ♠ dijo...

No lo puedo creer... Lo entiendo, ¡y cómo!