16.7.07

Tantalia (el mundo es de inspiración tantálica) Macedonio Fernández

Tercer momento: el torturador de un trébol.

Por múltiples modos y males me veo sin placeres ni de inteligencia o arte ni sensuales, que se brindan en torno. Me voy quedando sordo habiendo sido la música mi mayor goce; los largos paseos entre los cercos se hacen imposibles por mil detalles de decadencia fisiológica. Y así en las demás cosas... Esta plantita de trébol ha sido elegida por mí para el Dolor, entre otras muchas; ¡elegida! ¡pobrecita! Veré si puedo hacerle un mundo de Dolor. Veré si su inocencia y su Tortura llegan a tanto que estalle algo en el Ser, en la Universalidad, que clame y logre la Nada para ella y para el todo, la total Cesación, pues el mundo es tal que no hay siquiera muerte individual; el cesar del Todo o la eternidad inexorable para todos. La única cesación inteligible es la del Todo; la particular de que el que ha "sentido" una vez cese de sentir, quedando existente, cesado él, la restante realidad, es una contradicción verbal, una concepción imposible. Elegida entre millones, te tocó a ti serlo, serlo para el Dolor. Aún no; ¡desde mañana seré contigo un artista en Dolor!

3 comentarios:

Elis Regina dijo...

"Elegida pasivamente entre millones para que sean conmigo un artista del Dolor"

Gabriel dijo...

el trebol no tenía porque encarnar el dolor que le era ajeno.
En su universo, fue bello para corromper a los desafotunados, para enardecer los animos en colera.

Petra von Feuer dijo...

"Our guilt, our blame
I've been far too sympathetic
Our blood, our fault.
I've been far too sympathetic

I'm not innocent
You're not innocent
I'm not innocent
No one is innocent"